dijous, 2 de juny de 2016

MONOLITO FRANQUISTA DE TORTOSA

La consulta de Tortosa fue un intento "falsario" de desviar la atención, dice el abogado que ha denunciado al Ayuntamiento


Eduardo Ranz ha presentado una demanda contra el consistorio tarraconense por no retirar el monumento franquista a la Batalla del Ebro

El abogado Eduardo Ranz, especializado en temas relacionados con la Memoria Histórica, ha presentado una demanda contra el Ayuntamiento de la localidad tarraconenses de Tortosa por no retirar el monumento a la batalla del Ebro inaugurado por el dictador Francisco Franco el 21 de junio de 1966. El letrado ha presentado la reclamación ante el Juzgado Contencioso Administrativo de Tarragona alegando “manifiesto incumplimiento” de la Ley de Memoria Histórica.
En febrero de 2015 Ranz ya había solicitado por escrito al Ayuntamiento de Tortosa la retirada de este monumento franquista en cumplimiento de dicha ley.
El pasado sábado se celebró en Tortosa una consulta ciudadana,  convocada por el Ayuntamiento que encabeza el convergente Ferran Bel,  en la que el 68,36% de los participantes (5.755) apoyaron la opción de mantener el monumento franquista ubicado en el lecho del Ebro mientras que los partidarios de retirar el monumento para "musealizarlo para promover la memoria histórica y la paz" fueron un 31,25% de los electores (2.631 votos).
Tras conocerse el resultado Bel reclamaba "respeto": "Cuestionar el talante y compromiso democrático de las personas que se han acercado a las urnas no sería serio ni conveniente"."Pedimos que no se nos trate como fascistas ni franquistas porque no lo somos", dijo.
En declaraciones a ElPlural.com Eduardo Ranz ha señalado que esta consulta es “un intento falsario de desviar la atención” y que, aunque se podía haber hecho “a nivel informativo”, “las leyes están para cumplirse”.
Ranz demanda el cumplimiento del artículo 15 de la Ley de Memoria Históricaque, entre otras cosas, señala que las Administraciones públicas “tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura” así como la “elaboración la elaboración de un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la Dictadura” para su retirada.
La denuncia pide que testifiquen ante la Justicia el alcalde de la localidad de Tortosa, Ferran Bel i Accensi, de Convergència; el secretario general técnico del Ayuntamiento; y la consejera de Gobernación y Relaciones Institucionales de la Generalitat de Catalunya. Meritxell Borràs i Solé.
La solicitud de comparecencia de la consejera catalana está relacionada con la carta que Eduardo Ranz recibió de la propia Meritxel Borrás en agosto de 2015 en la que, en respuesta a una petición del letrado, Borrás señala respecto al monumento franquista de Tortosa que “me es grato informarle que el asunto está en vías de solución”. “Muy seguramente, en el año 2016 se adoptará una decisión conforme a la ley 52/2007, de 26 de diciembre”, conocida como la Ley de Memoria Histórica
 Demanda contra pueblos con nombres 'franquistas'
El abogado Eduardo Ranz ya presentó el pasado 19 de mayo una demanda contra 8 pueblos por negarse a cambiar sus nombres franquistas: en 6 de los casos las denuncias ya han sido admitidas a trámite. Se trata de las demandas contra las localidades Alberche del Caudillo (Toledo), Villafranco del Guadiana (Badajoz), Quintanilla de Onésimo (Valladolid) San Leonardo de Yagüe (Soria), Villafranco del Guadalhorce (Málaga) y Guadiana del Caudillo (Badajoz) podrían tener que responder ante la justicia por no modificar sus nombres. 
En el caso de la localidad soriana de San Leonardo de Yagüe, el ayuntamiento del Consistorio ya se ha puesto en contacto con Ranz para llegar a un acuerdo y está previsto que, en el plazo de un mes, se cambie el nombre de la población que pasará a llamarse solo San Leonardo.