divendres, 30 de setembre de 2016

Los tres millones de votos que perdió el PP exigen pedir perdón


ENRIC SOPENA

Otra promesa incumplida de Feijóo, acabar con el caciquismo en un día

Alberto Núñez Feijóo ha declarado: “La corrupción nos costó tres millones de votos por actuar tarde”. Esta es su confesión, totalmente plana y obscena. Sólo viene a decir que se equivocaron porque perdieron tres millones de votos. Nada más. Ni una sola palabra para pedir, al menos, perdón a los ciudadanos gallegos porque ellos, evidentemente, actuaron tarde. Tan tarde que sirvió para mirar hacia otro lado.
Cada vez que ha habido corrupción, Mariano Rajoy Brey ha movido fichas tratando de proteger a numerosos corruptos
Pero este candidato del PP de Galicia, Núñez Feijóo, silencia además que la corrupción popular sí funcionó a toda velocidad, como es bien sabido. Cada vez que ha habido corrupción, y ha sido en muchísimas ocasiones, Mariano Rajoy Brey ha movido fichas tratando de proteger a numerosos corruptos. Fue recientemente, cuando el presidente del Partido Popular y del Gobierno en funciones, continuó salvando a los suyos. Con Rita Barberá lo ha logrado solo en parte. Ayer, finalmente, se integró en el Grupo Mixto del Senado.
Feijóo ya había dicho que: “Sería bueno que Barberá saliese del foco para reponer su honor”. Así actúa el candidato del PP en Galicia. Pretende quedar bien con todo el mundo popular e incluso con los caciques. Algunos con nombres, como los Baltar, han vivido actuando a los modos y maneras de finales del franquismo.
 Preguntado Nuñez Feijóo por el diario El País, veamos lo que ha señalado este turbio político gallego, cuando le recuerdan que en la campaña de 2009 dijo que "se podía acabar con el caciquismo en un día". Su respuesta ha sido: “Mi partido es un conjunto de personas que intenta hacer las cosas con la mayor dignidad posible. Sí puedo asegurar que, en la medida en que yo pueda y me corresponda, voy a seguir luchando contra cualquier tipo de distracción o desviación del poder”. En efecto, Feijóo es un mentiroso similar a Don Mariano.