dimecres, 22 de febrer de 2017

LA TRUCADA TELEFÒNICA

El Jueves. 
Ring, ring, ring (bé, així era abans, ara ves a saber quina melodia té)

-Buenos días... Póngame con el Fiscal General...

-De parte de quién..?

-De parte de Felipe VI, Rey de España...

-Le pongo con él, Majestad...

...

-Dígame Majestad... Siempre a sus órdenes Majestad...

-Mira José Manuel… Tengo un problemilla…Mejor dicho, tengo a una hermana (no le digo su nombre por motivo de confidencialidad) que tiene un problemilla con la Justicia… Le solicitan que pague unos 200.000 €… A ver si le puede salir a devolver, como cuando hace la Declaración de la Renta…

-Esto está hecho Majestad… ¿Alguna cosa más?

-No me hables de Mas, no me hables de Mas, el secesionista catalán que últimamente me tiene frito…

-No Majestad, no le hablo de Mas… Le digo que si precisa alguna cosa más…

-A bueno, mira sí, ya puestos… Es que el marido de mi hermana, del que tampoco quiero decir el nombre… En este caso no por confidencialidad, sino porque quiero olvidarme de él lo antes posible… El cabronazo aquel, con los bien que jugaba a balonmano… También tiene un problema… Un fiscal de Mallorca me lo quiere enchiquerar…  Y mira, no es que no lo tenga merecido por ladrón, es que mi hermana está muy enamorada de él, ¿sabe…?  Y me llama cada día diciéndome que no puede vivir sin él… Yo le digo que se busque a otro, que en los tiempos que corren está de moda… Yo mismo me casé con una divorciada… Además, tenemos un buen precedente con mi padre ¿no? Como té iba diciendo, a mi cuñado le han caído 6 años de cárcel… Lo que no está mal ya que le pedían 19… Como té decía… A mi hermana todavía le sigue pareciendo mucho tiempo y me ha dicho: Felipe: Tú que eres el Rey de todas las Españas… ¿No podrías hablar con alguien y darle las órdenes oportunas para que mi marido el exduque Empalmado no tenga que entrar en prisión? Que conste que a mí me da igual ¿eh…? Repito que es por mi hermana… ¡Qué pesadita que está con este tema…! Se me pone a llorar… Me recuerda a la otra hermana que tengo el día que yo entraba con la bandera nacional, la que nos une a todos los españoles al estadio Olímpico de Monju… Monju… ¡De Barcelona! Y ella soltando aquellos lagrimones… ¡Parecía que se hubiese roto una pierna!

-Esto Majestad no es un problemilla… Es un problemón… Esto depende de Horrach… Un fiscal muy intransigente que un día mandamos a Mallorca para quitárnoslo de encima…  ¿Quién le mandaba a su cuñado ir a hacer negocios precisamente a Mallorca…? ¡Con lo grandes que son las Españas! Hablaré con Horrach y le explicaré esta conversación… A ver si lo convenzo…


Ring, ring, ring…

-Horrach, cabronazo… Que me ha llamado el Rey de todas las Españas hecho una fiera y me ha ordenado que te retractes, que donde dijiste que su cuñado el exduque Empalmado debía entrar en la cárcel, ahora digas que no, que pagando una fianza ya es suficiente… ¡Ah! Y si, casualmente, es la misma cantidad que le han de devolver a su mujer, mucho mejor… Así nos ahorramos trámites… No sea que lleguen las vacaciones de Semana Santa y todavía estemos igual… Y pobre de ti que no acates la orden… Esta vez te mandaremos a Canarias… ¿Qué digo a Canarias…? A Cuba… Que por lo visto hay allí unos cubanos que quieren volver a ser españoles…