dijous, 31 d’octubre de 2013

I SI PERE NAVARRO TINGUÉS RAÓ?



I si Pere Navarro tingués raó?
I si finalment la consulta no es fes l’any que ve?
I si la consulta es posposés sense establir-ne una data concreta?
I si finalment Mas arribés a un acord amb Rajoy a canvi d’un estatus nou per a Catalunya?
 
Si fos així, la frustració dels catalans i catalanes seria molt gran. Què dic gran? Immensa!  
Gràcies a l’Assemblea Nacional Catalana (ANC) i Òmnium Cultural, hi ha molta gent que ha tornat a confiar en els polítics catalans. Segurament no tant en Mas com amb Junqueras (només cal veure la valoració que tenen ambdós polítics i mentre el primer va a la baixa, el republicà va a l’alça)
L’altre dia Pere Navarro, primer secretari dels socialistes catalans (cada cop menys) es va reunir, juntament amb Javier P. Rubalcaba, el líder dels socialistes espanyols (també cada vegada menys) amb el president de la Generalitat de Catalunya Arturo Mas al palau d’aquest. Sembla que la reunió va anar bé, però només ho sembla.
Només ho sembla perquè no havien passat ni 24 hores quan Navarro va soltar-ne una de bona: Que la consulta no es faria l’any que ve i que tan Mas com Junqueres ho sabien...
Conec a molta gent d’ERC que només fa uns anys criticaven obertament Convergència (no tant a Unió) i li retreien, entre d’altres coses, la manca de suport que va rebre el territori ebrenc quan l’amenaça del PHN planava sobre el territori. I no només a l’Ebre (ara estic parlant del territori i no del riu) existia aquesta animadversió cap els convergents. També a la resta de Catalunya era força generalitzada. Per això es van signar dos pactes de govern amb els socialistes i els ecosocialistes.
La transformació d’aquests esquerrans ha estat possible gràcies al convenciment que tenen de que Mas els portarà a la terra promesa, es a dir, cap a l’estat català propi i independent.
Ara no dubten en donar-los suport incondicional sabedors que cada vegada que ho fan guanyen punts davant la ciutadania catalana. Una situació una mica inversemblant, però certa.
Insisteixo, imagineu-vos per un moment que Navarro té raó i que la consulta no s’acaba fent... Quin serà el refugi de tants i tants decebuts?  

XIQÜELOS I XIQÜELES DEL DELTA. JORNADA CASTELLERA DE GAVÀ. Les altres fotos I





















LA FOTO DEL DIA 31-10-2013

Avui us he triat aquesta foto que em va cridar l'atenció. Es tracta de la vella retolació dels carrers d'Amposta que, com es veu, era en castellà. 
El propietari de la casa, tot i restaurar-ne la façana, la va voler conservar, la qual cosa denota la sensibilitat que té cap a la història de la ciutat.

Seguimos en el túnel

Antonio Antón
Profesor honorario de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid

Persiste un intolerable desempleo. Según la EPA del tercer trimestre de 2013, 5,9 millones de personas continúan paradas. El Gobierno ha puesto el énfasis en la disminución de 72.800 parados en el último trimestre. Junto con el dato del incremento del 0,1% del PIB ha redoblado su campaña embellecedora de la salida del túnel de la crisis y el cambio de tendencia, con el inicio de la recuperación económica y del empleo. Nada más lejos de la realidad. Hay algunos indicadores parciales menos negativos, pero los principales rasgos de la dinámica económica nos indican que el estancamiento económico y, sobre todo, el alto volumen de desempleo (una cuarta parte de las personas activas, la mitad en el caso de los jóvenes) van a permanecer más de cinco años, al menos hasta el 2018, según el propio FMI.
Las graves consecuencias del paro masivo y prolongado
Veamos el conjunto de datos con rigor, especialmente su impacto en las personas. Es imprescindible para rebatir la pretensión gubernamental sobre la supuesta eficacia de su estrategia de ajustes y austeridad para salir del túnel de la crisis y, especialmente, para impedir el intento de legitimar su gestión liberal-conservadora y justificar su proyecto de sociedad desigual y mayoritariamente empobrecida y subordinada. En ese sentido, la dinámica económica y política dominante no nos lleva hacia la luz, solo al enriquecimiento de unos pocos (bien reflejado en el contento de banquero Botín).
Para la gran mayoría de la población el paro es el principal problema socioeconómico. Es el prisma a través del cual enjuiciar la situación. No hay recuperación significativa del empleo; en variación anual se sigue destruyendo. Como se ha avanzado, en el último trimestre ha disminuido ligeramente el paro (casi la mitad -33.300- han pasado a la ‘inactividad’) y ha aumentado un poco el empleo (39.500 ocupados más), aunque se profundiza su precarización (146.300 contratos indefinidos menos y 169.500 temporales más).
Los terceros trimestres, por motivos estacionales, son los más favorables para la ocupación; para analizar las tendencias reales las comparaciones principales han de ser, como mínimo, anuales. Si aumentamos la perspectiva, resulta que en el último año se han producido 126.700 parados más, contando con que hay 370.400 activos menos (que ya no buscan empleo o han salido de España), y el empleo ha bajado en casi medio millón (497.100 ocupados menos, casi todos asalariados). La tasa de desempleo está en el 25,98% (casi un punto más que hace un año; la tasa de actividad en el 59,59% (unas décimas inferior), y la tasa de empleo en el 44,11% (también disminuye casi un punto). Además, 1,8 millones de hogares tienen todos sus miembros activos en paro.
Desde el comienzo de la crisis se han destruido 3,7 millones de empleos (de 20,5 millones hace seis años a los 16,8 actuales). Es decir, incluso valorando este dato positivo de incremento trimestral de empleo, a ese ritmo la economía española necesitaría veinticinco años (hasta 2038) para recuperar el mismo nivel de ocupación que antes de la crisis. O, respecto del desempleo, para llegar a tasas medias europeas del 10% (superiores a la de España en 2007) y dejarlo por debajo de dos millones, a este ritmo, se necesitarían quince años (hasta 2028). Esas mejorías son insignificantes y además se deben a factores estacionales. La continuidad del alto volumen de paro, con el agravamiento de sus consecuencias sociales, junto con la ineficacia de las políticas económicas dominantes, es el aspecto principal. Esa dinámica es inaceptable.
Además, cuatro millones de personas desempleadas (dos tercios del total, con datos EPA) no tienen prestaciones por desempleo; disminuye la cobertura protectora pública que solo alcanza a un tercio, desprotección que se agrava para parados de larga duración (con más de dos años de paro la tasa de cobertura es inferior a la cuarta parte). Así mismo, se agotan de los recursos personales y familiares, materiales y relacionales, lo que está dejando en la vulnerabilidad y el riesgo de pobreza y exclusión social a millones de personas, situación a la que ya llegaba al 27% de la población en el año 2011 (según los últimos datos de Eurostat-AROPE).
La tasa de desempleo, según casi todas las previsiones, continuará superando la cuarta parte de la población activa otro lustro más. El desempleo y la inseguridad afecta especialmente a los jóvenes, cuya tasa de paro se mantiene por encima de la mitad; sus procesos vitales están sometidos a un desempleo desprotegido o a una inserción laboral bajo la precariedad y la subordinación, sus cualificaciones y capacidades se desvalorizan y, particularmente, el futuro de los pertenecientes a capas populares está lleno de incertidumbres, afectando a sus propias identidades y proyectos de vida. Es una pérdida para toda la sociedad.
Por tanto, las consecuencias sociales del prolongado y enorme desempleo se agravan. Se consolida el empobrecimiento y la desprotección para las personas desempleadas. Se profundizan las brechas sociales, y se amplían la fractura social y la desvertebración de la sociedad.
No caben apaños estadísticos o administrativos (como dar de baja del registro de paro por alguna deficiencia burocrática), ni deformación interpretativa de los datos, ni presiones para generar una corriente de personas ‘desanimadas’ que dejen de buscar empleo, rebajen la población activa y dejen de considerarse desempleados. La resignación ante el paro masivo y la pobreza no es solución para millones de familias. Toda la publicidad engañosa sobre el buen camino que representan los actuales recortes sociales, como sacrificio necesario e inevitable para las capas populares, con el pretexto de un futuro nebuloso de creación de empleo, no puede esconder esa persistente y grave realidad social. Y así lo sigue constatando la mayoría de la población, para contrariedad de la derecha política y el poder económico y financiero que redoblan sus esfuerzos para tergiversar las problemáticas tendencias reales. Intentan neutralizar el justo descontento popular contra su política regresiva y conservar el apoyo de sus propias bases sociales, una parte de la cual ya ha iniciado su desafección.
Por otra parte, sigue bajando el poder adquisitivo de los salarios, se intensifica la transferencia de rentas hacia los excedentes empresariales y se consolidan y amplían los recortes sociales, tal como anuncia el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (ajustes de 17.000 millones para los dos próximos años). Para completar el análisis podemos citar otras tres reformas regresivas: la reforma laboral, con el nefasto impacto en los derechos sociolaborales de trabajadores y trabajadoras; la Ley Wert, con las consecuencias de segmentación escolar, debilitamiento de una escuela pública integradora y ampliación de la desigualdad de oportunidades educativas, que ha recibido el masivo rechazo ciudadano, y el nuevo plan de recorte de las pensiones, con mayor desprotección y empobrecimiento de actuales y futuros pensionistas. El panorama socioeconómico es sombrío para la mayoría de la sociedad. El camino que nos ofrece el PP lo acentúa y prolonga, y es necesario apostar por un cambio progresista de políticas y gobernantes.
Acabar con la austeridad y los recortes sociales
La perspectiva para los próximos cinco años, según incluso organismos internacionales como el FMI, es de mantenimiento de un volumen similar de desempleo. La actual política económica de austeridad, junto con el deficiente aparato productivo, no favorecen que la economía española pueda ser capaz de generar empleo de forma significativa y menos ‘decente’, ni garantizan el poder adquisitivo de los salarios y la equidad en los derechos sociolaborales. Los riesgos de la ampliación de una crisis social son importantes, pero parece que hasta que no se hagan más evidentes y sus efectos más descontrolados, la política dominante es seguir con la austeridad. Pero también afecta a la desafección popular hacia la clase política gobernante, dinámica que precisa de una orientación y alternativa progresista y de izquierdas, que ponga en riesgo la hegemonía institucional de las derechas.
Es verdad que algunos indicadores económicos son menos malos (exportaciones, turismo…), pero son muy secundarios en relación con la dinámica económica general y, especialmente, respecto de las condiciones socioeconómicas de la mayoría de la sociedad. Están bien los mayores ingresos por turismo (sector agotado y que ha gozado de algunas ventajas por la inestabilidad de otros países), o la mejora del tradicional déficit comercial (aunque el sector exportador solo tiene un pequeño impacto en la economía española). La mejora en la estabilidad financiera y de los mercados de deuda (aunque pueden dar sustos relevantes) y la ligera flexibilidad europea (y alemana) son también aspectos favorables.
Con el mismo dato anunciado a bombo y platillo del crecimiento trimestral del 0,1% del PIB y comparado con el descenso de 7,5 puntos porcentuales desde el comienzo de la crisis costaría 75 trimestres (hasta el año 2032) llegar al nivel de producción de 2007. No podemos esperar.
Son algunos elementos positivos pero parciales y frágiles. El Gobierno y el poder económico los sobrevaloran para construir su interpretación sobre el comienzo de una recuperación económica sostenida, así como la justificación de su gestión de la austeridad y la validez de los recortes sociales, que serían dolorosos pero inevitables y necesarios para salir de la crisis. Pretenden crear una visión irreal y optimista que frene el descontento popular a su gestión regresiva, neutralice su fuerte deslegitimación social y, sobre todo, evite la conformación de una fuerte exigencia ciudadana de otra orientación socioeconómica y la democratización del sistema político. Su estrategia prioriza el incremento de las ganancias para el sector financiero, el disciplinamiento y la pérdida de derechos sociales para la mayoría de la sociedad y el reforzamiento de la hegemonía del poder político -liberal conservador- y empresarial. En vez de las personas, la sociedad, su prioridad son los beneficios privados de las grandes corporaciones; en vez de la democracia y el interés general, su apuesta son los privilegios de los ricos y poderosos.
Como dicen muchos analistas, las variables económicas principales indican, para España y el sur europeo, una prolongada fase de estancamiento o, en el menos malo de los supuestos, de un leve crecimiento. Son el flojo nivel de consumo público y privado, duradero por la fuerte pérdida de poder adquisitivo de la mayoría de la población, la poca fluidez del crédito para empresas y familias, las deficiencias y dependencias de nuestro sistema económico, el fuerte endeudamiento, sobre todo privado y financiero, y la ausencia de una política estatal y europea de inversión y expansión económica. Es una dinámica incapaz de resolver los principales problemas de la economía española: expansión de empleo decente, modernización del aparato productivo, reforma fiscal progresiva con redistribución equitativa y consolidación del Estado de bienestar con mayor igualdad social. Esa realidad se impone al intento de creación artificial de ‘confianza’ para que consumidores gasten más o haya más inversiones productivas, o que los cuantiosos beneficios de las grandes fortunas y empresas reviertan en la expansión económica y del empleo.
Es falsa la idea de que hay un cambio relevante de tendencia económica y empezamos a caminar hacia la salida del túnel. Y menos que la luz que nos anuncian sea la solución. Pretenden hacer pasar por el conjunto de la realidad, lo que en el mejor de los casos son mejorías muy limitadas. El aspecto principal de su discurso es intentar legitimar su política de austeridad y sus ajustes y recortes (el eufemismo de sus ‘reformas estructurales) que de forma machacona la derecha intenta construir en la opinión pública. Ese supuesto camino apenas puede esconder sus rasgos antisociales; solo pretende justificarlos como el mal menor, con la venta de la ilusión de que es el único y eficaz medio para alcanzar la ansiada luz. Pero, ¿cuál es la estructura social y económica y el sistema político que nos ofrece la derecha en ese final del túnel?: Una sociedad más desigual, empobrecida y desarraigada, eso sí con una minoría oligárquica y de capas altas con mayores ventajas y privilegios; un aparato productivo y económico más dependiente (el 40% del valor de las empresas en la Bolsa ya está en manos del capital extranjero, aparte de las multinacionales foráneas), y un sistema político con una democracia débil y la completa hegemonía institucional de las derechas.
En definitiva, seguimos en el túnel, la política de austeridad y recortes sociales profundiza los problemas socioeconómicos para la mayoría de la sociedad, genera fuertes desigualdades y brechas sociales, afectando a la cohesión social, y debilita la democracia al alejarse las élites institucionales de la ciudadanía y no escuchar sus demandas. Es preciso otro camino y otra opción: un giro social a la política socioeconómica, una amplia participación ciudadana y un cambio político progresista.

dimecres, 30 d’octubre de 2013

TAXES AMUNT, IMPOSTOS AVALL!!




Val a dir que en el tema de taxes i impostos es podria fer molta demagògia, però intentaré no fer-ne.
Mentre el govern de la Generalitat de Catalunya ha anunciat una pujada de taxes de cara el 2014, altres comunitats autònomes com Extremadura, Galícia, Madrid o València han dir que abaixaran els impostos que són de la seva competència, com per exemple el tram autonòmic de l’IRPF.
Sempre s’ha dit que apujar impostos és progressista i abaixar-los conservador, és a dir, quan governen les esquerres es tendeix (o així hauria de ser) a apujar impostos, sobre tot els trams més alts del de la renda amb la finalitat de paguin més els que més guanyen. En canvi quan governa un partit de dretes, abaixen la renda amb l’excusa que volen reduir impostos, però afavoreixen més a al classe benestant que a la treballadora. Això en general, ja que podríem trobar exemples de que no sempre és així.
En contra de l’opinió del Consell de Treball Econòmic i Social de Catalunya (CTESC), el conseller d’Economia i Finances Mas-Colell ha anunciat que per a l’any que ve hi haurà una pujada de taxes amb la finalitat de recaptar uns 55 milions d’euros addicionals. En alguns casos s’hauran de crear i, en d’altres apujar-ne alguna que, a priori, pot resultar impopular i fins i tot, discriminatòria.
Entre les de nova creació estarà la de cobrar per l’expedició de la targeta sanitària (la TIS) en cas de pèrdua i entre les que s’apujaran està la que afecta l’expedició d’un informe en el cas de renovar el permís de treball o residència al nostre país. En aquest darrer cas només afectarà al col·lectiu d’estrangers de fora de la UE que resideixen a Catalunya i que, en la seva gran majoria són marroquins o equatorians. Ni en un cas ni en l’altre, aquests col·lectius són els que més bollants econòmicament estan i, de vegades, cobrar-los una taxa de 35 euros com s’ha dit que se’ls volia cobrar, em sembla del tot desorbitat.
Des de les files de l’oposició, com ha estat el cas de ICV-EUA, ja s’ha advertit al govern que hauria de recuperar l’impost sobre Successions i Donacions que es va quasi que eliminar en els darrers temps del govern d’Entesa.  
Sempre he opinat que tant l’imposto sobre Successions i Donacions com el de Patrimoni no s’haurien d’haver eliminat. Anys hi va haver mentre l’economia espanyola anava bé que s’hauria pogut fer-se i, en canvi, el moment en el que es va decidir fer-ho, no va ser el més oportú.
Però si la situació és força inversemblant, l’abaixada d’impostos que volen fer algunes autonomies governades pel PP, encara ho és més. Resulta que algunes com Madrid o València s’han queixat de com han estat tractades pels pressupostos Generals de l’Estat i, com Catalunya, han demanat que s’hi faci més inversions. Però és que, a sobre, València encara té un agreujant més: la paupèrrima situació econòmica financera que té. No fa gaires dies m’explicava la meva dona que, a la vegada li havia explicat una companya de treball de València, que algunes de les grans infraestructures que es van construir durant els anys de la bombolla immobiliària i que van costat molts de diners als ciutadans valencians, després les han venut a empreses privades per un cost molt inferior del que va costar, ja que, la Generalitat Valenciana, no podia fer-se càrrec de les despeses de manteniment.
Lamentable!  

Més informació:

CARTA DE JOSEP BORDES (PEPET I MARIETA)

Llegint el Periódico d’avui, m’he trobat amb una carta al director (que a sobre era la que destacaven) signada per Josep Enric Bordes (Barcelona) Afortunadament estava la foto i, per tant, no hi podia haver cap confusió. Segurament, la majoria el coneixeu més com Pepet i Marieta (encara que aquest sigui el nom del grup) i, a l’hora d’ubicar-lo, ho faríeu a Ulldecona.
La carta portava el títol de la Mala educació i deia això: 
 
L'altre dia va aparèixer un grup d'estudiants suecs al centre on treballo. Havien vingut a estudiar la nostra crisi i les conseqüències per a l'educació. Parlaven un anglès que molts titulats universitaris d'aquí desitjarien i mostraven uns coneixements d'economia extraordinaris. No eren més d'una desena i els acompanyaven dues professores. Em pregunto si el viatge se l'havien pagat ells o l'Estat suec.
Quan busquem sistemes educatius exemplars, sempre mirem cap als països nòrdics i segur que, quan ells busquen els deplorables, miren cap a nosaltres. A Finlàndia es van reunir experts en educació durant sis anys per consensuar el seu sistema educatiu actual. Aquí, no obstant, permetem que els polítics decideixin sobre una matèria de la qual ni saben ni entenen. I, si no, fem una ullada a la nova llei d'educació: ataca la immersió lingüística, dicta el currículum a seguir des del Govern central, incrementa el nombre d'alumnes per aula, redueix el nombre de professors, resta poder als consells escolars, afavoreix l'escola concertada en detriment de la públiques i recolza la separació de sexes.
Si el que pretén el senyor Wert és "espanyolitzar els alumnes catalans", està remant en direcció contrària perquè amb aquesta llei l'únic que aconsegueix és cabrejar els catalans i convèncer-nos encara més que la independència és l'única via possible per garantir una educació pública de qualitat i respectuosa amb la nostra llengua i la nostra cultura.
 
Pràcticament subscric en la seva totalitat la carta, però hi ha coses que penso que s’haurien de matisar. Està bé defensar una escola pública, laica, de qualitat i gratuïta i encara que no ho digui així, Josep Bordes segur que la defensa. Però a la carta (o al menys el que li han publicat, ja que tinc l’experiència de que, normalment sempre les retoquen) diu això: “...  afavoreix l'escola concertada en detriment de la públiques i recolza la separació de sexes”. I acaba dient: “...  la independència és l'única via possible per garantir una educació pública de qualitat i respectuosa amb la nostra llengua i la nostra cultura”.
Això amic Josep, no crec que sigui possible si després de que Catalunya es converteixi en un estat propi, segueixin governant els mateixos que ho fan ara. Mentre Convergència es mantingui al cap davant del govern, seguirà afavorint l’escola concertada i, fins i tot, la separació de les classes per sexes. Ni tant sols el PSC i ERC són garantia per a que l’escola s’acabi convertint amb el que tu i jo desitjaríem. No ens tenim que enganyar!

LA FATARELLA 1938 A ANTENA CARO DE ROQUETES

Aquesta tarda, Pau Bertomeu, el director de la Fatarella 1938 i jo mateix ens hem desplaçat fins els estudis de Antena Caro de Roquetes. Estàvem citats amb Conrad Duran que ens havia de fer una petita entrevista sobre el curtmetratge que es va gravar aquest passat cap de setmana i que s'emetrà demà al migdia. 
Tan aviat tingui l'enllaç, ja el penjaré per a que el poguéssiu escoltar.




http://youtu.be/QtsTevhmd6w

LES FOTOS DEL DIA 30-10-2013

 Les fotos estan fetes aquesta tarda sobre 3/4 de 5. No sé si reconeixeu el lloc: es tracta de la rotonda dels nusos, la que hi ha a la part dreta de l'Ebre i que enllaça amb el pont del Bimil·lenari de Tortosa.
Sembla ser que hi ha hagut un accident al bell mig del pont i això dificultava molt la circulació. Si, a sobre, li adjuntes la poca consideració que tenien els vehicles als que volíem creuar-la, ja tens muntat l'enrenou.
(Evidentment, no era jo el que conduïa com es pot apreciar a la tercera foto on es pot veure el camió que estava a la nostra dreta)



¿Por qué los salarios se reducen?

Vicenç Navarro
Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Uno de los movimientos sociales más importantes que ha ocurrido en EEUU, que ha pasado desapercibido en los mayores medios de información españoles, ha sido el movimiento de los trabajadores de los establecimientos de comidas baratas (como McDonalds), conocidos como fast food, demandando un incremento salarial, para alcanzar lo que llaman un ”salario digno”. Estos trabajadores están entre los peor pagados en EEUU. Se considera, erróneamente, que la mayoría de estos trabajadores son gente joven, estudiantes la mayoría, que no trabajan por mucho tiempo en esos establecimientos.
Esta percepción, sin embargo, está equivocada. Dos de los expertos más importantes de EEUU en temas del mercado laboral, John Schmitt y Janelle Jones, han documentado que dicha percepción corresponde solo a un treinta por ciento de los trabajadores de tal sector. La mayoría son trabajadores adultos, que están estancados en su vida laboral en tales puestos de trabajo, que se pagan a nueve dólares por hora, solo ligeramente por encima del salario mínimo legal (7,25 dólares). Y como Schmitt y Jones muestran, estos salarios tan bajos están convirtiéndose en los salarios de grandes sectores del mercado laboral de EEUU. Son los tipos de salarios (low-paid jobs) que están creciendo más rápidamente en EEUU. Y la expresión “estancados” refleja el hecho de que no se estén creando trabajos mejor pagados que permitan a estos trabajadores realizar tareas mejor retribuidas. En realidad, la mitad de los empleados que tienen títulos universitarios indican que el trabajo que realizan no requiere los estudios universitarios que tienen.
Dos argumentos que se han dado para explicar este fenómeno han sido, por un lado, la introducción de avanzada tecnología en el proceso del trabajo que, supuestamente, lo simplifica, convirtiendo al trabajador (incluso al empleado cualificado con educación universitaria) en una pieza de una máquina o de un proceso automatizado. Otro argumento es la falta de articulación (mismatch) entre el sistema educativo y formativo, por un lado, y las necesidades del mundo empresarial por el otro. Ahora bien, ninguno de estos dos argumentos puede explicar la enorme polarización social y salarial, ni la enorme concentración de las rentas en EEUU (que, como en otros países, incluyendo España) ha estado ocurriendo.
La enorme concentración de las rentas
Como bien decía Mark Weisbrot en su artículo “Fast Food Workers are Fighting for the Majority of U.S. Employees”. Newsday (del cual extraigo la mayoría de estos datos), el 1% de la población de renta superior, con mayor capacidad adquisitiva, ha pasado de tener el10% de toda la renta nacional en el año 1980 al 22,4% en el año 2012. Ello quiere decir que el aumento de la riqueza consecuencia del aumento de la productividad no se ha distribuido equitativamente, sino que se ha ido concentrando en las rentas superiores, que derivan gran parte de sus ingresos de la propiedad del capital. Es decir, los capitalistas (término casi abandonado en la normativa mediática por considerarse “anticuado”) han visto sus rentas incrementadas a costa de las rentas del trabajo. Una situación idéntica ha ocurrido en España. En otras palabras, los salarios han ido bajando y los beneficios han ido subiendo tanto en EEUU como en España. Por primera vez desde la instauración de la democracia en España, las rentas derivadas del capital son mayores que las derivadas del mundo del trabajo.
Uno de los factores que ha facilitado esta realidad ha sido el estancamiento del salario mínimo legal. De hecho, si este salario en EEUU hubiera crecido de la misma manera que ha crecido la productividad y la inflación, el salario mínimo en EEUU debería ser de 17 dólares por hora en lugar de los 7,25 actuales. Y este estancamiento salarial se debe primordialmente a factores políticos, es decir, al debilitamiento de los sindicatos y fortalecimiento de la patronal. La evidencia es abrumadora en este sentido.
Una situación idéntica ocurre en España. Todas las reformas laborales que se presentaron con el supuesto objetivo de crear empleo, tenían, en realidad, el propósito de bajar los salarios mediante la destrucción de empleo, creando desempleo, el mejor instrumento que la patronal tiene para atemorizar a los sindicatos y al mercado del trabajo y forzarles a que acepten lo que debería ser inaceptable (una consecuencia de lo cual ha sido el espectacular crecimiento del endeudamiento de la población, tema que he desarrollado en otros artículos). Se olvida con excesiva frecuencia que la tasa de desempleo es una variable más política que económica. El desempleo es el arma que utiliza el mundo del capital para debilitar y atemorizar al mundo del trabajo. De ahí que las políticas actuales (que deliberadamente están destruyendo empleo) sean parte de un proyecto político que está logrando sus objetivos.
Por eso la respuesta a la bajada de salarios y al desempleo que la facilita, debería ser más política que económica:  la movilización política en contra del desempleo, la precariedad y bajos salarios. Puesto que la mayoría de la ciudadanía deriva sus ingresos del trabajo, este movimiento social en EEUU de los “low-paid workers” ha sido enormemente popular (de lo cual tampoco se ha informado a la ciudadanía en España), forzando a la patronal a ceder a estas demandas e incrementar sus salarios. Ello determinó que los sindicatos del país (AFL-CIO) tomaran nota y en su último Congreso en Los Ángeles concluyeran que el futuro de los sindicatos dependería de sus alianzas con los movimientos sociales, estableciendo un abanico (rainbow) popular de carácter reformista que (consecuencia del gran debilitamiento de las izquierdas políticas en EEUU) pudiera convertirse en una especie de “Solidarno??” a la americana. Existe hoy una gran agitación social en EEUU (que se desconoce también en España) que ofrece un gran potencial para el futuro en aquel país. Naturalmente que la  situación en España es distinta y requiere otro tipo de respuesta, aún cuando es de gran importancia y urgencia que se establezca una amplia alianza de fuerzas políticas y movimientos sociales (incluyendo los sindicatos) que se opongan a estas medidas que están afectando tan negativamente el bienestar y calidad de vida de las clases populares.

dimarts, 29 d’octubre de 2013

LES FOTOS DEL DIA 29-10-2013. ANUNCIS EN TEMPS DE CRISI

Aquest matí al costat de la porta de l'Agència Tributària de Tortosa havia aquest anunci. Abans, aquesta mena d'anuncis estaven fets amb ordinador i, normalment, s'oferien per a donar classes de repàs. En canvi ara s'ofereixen per a planxar, però matisen: "Sra. española". Certament trobo l'anunci un pèl racista... Quin problema hi ha ser "Sra. extranjera"?


Una mica abans, al costat de l'acadèmia d'informàtica que Microdelta té al carrer Amèrica he vist aquest, per a mi, molt millor. Estava fet en una simple etiqueta adhesiva i com si fos un telegrama, no ho pot dir més clar. I molt més barat!

OSÀCAR, CAMPS I…

El fiscal del cas Palau de la música demana 27 anys de presó per a Millet i Montull i 26 per a la filla del segon, però també 7 anys per a l’extresorer de Convergència Daniel Osàcar i 3 per a l’exdiputat Jaume Camps. Conclou el fiscal que a CDC, a part dels dos citats hi havia d’haver més gent que sabien del finançament il·legal del partit, però diu que aquest punt no s’ha pogut esbrinar. Evidentment dóna per fet la relació a 3 bandes que hi va haver entre el Palau de la Música, CDC i Ferrovial, una empresa constructora a qui la Generalitat convergent li va atorgar diversos contractes.
I jo em pregunto: I entre les persones que sabien del finançament il·legal (segons el fiscal del cas) de Convergència, estava Jordi Pujol? I Arturo Mas? Encara que el fiscal diu que no ho ha pogut esbrinar, permeteu-me el benefici del dubte. Jo crec que si que ho sap, però no ho vol dir... Per què?
Hi ha coses que criden l’atenció i fan que més d’un ciutadà de Catalunya hi vegi gat amagat. Si, com diu el fiscal, CDC es va emportar 6,5 milions d’euros de l’espoli del Palau de la Música, perquè aquesta institució els eximeix de tota responsabilitat? Torno a preguntar: Qui hi ha al darrere? Tan important és el càrrec que ocupa que se’l vol exculpar de tot? Com si no hi fos...
I una darrera pregunta: Per què el Parlament de Catalunya (amb els vots en contra de CDC, però també del seu soci de govern (TAMBÉ DEL SEU SOCI DE GOVERN) s’ha oposat reiteradament que el President Mas doni explicacions i que es formi una comissió d’investigació sobre el tema. Sóc de l’opinió que les comissions d’investigació parlamentàries rarament serveixen per a res, però al menys els diputats de l’oposició tindrien accés a determinada informació (segurament confidencial) que ara no poden tenir.
Aquest cas és una altra demostració del descrèdit que tenen una bona part dels nostres polítics. Per a evitar-ho, hi poden haver diverses fórmules: primàries vinculants a tots els partits obertes a militants i simpatitzants, llistes obertes i limitació en el temps de l’activitat política. I, evidentment prohibició total de qualsevol tipus de finançament privat i un control més rígid per part dels organismes responsables de la Generalitat i/o govern central.
Però com són els mateixos representants polítics els qui ho han d’aprovar, dubto molt que els partits anomenats grans hi estiguin d’acord.
Per tant, des del meu punt de vista, NO HI HA SOLUCIÓ!  

FOTOS DEL RODATGE DEL CURT LA FATARELLA 1938. La Galera II