dissabte, 26 de març de 2016

ENTREVISTA A CECILIA GILABERT MOINE, FOTÓGRAFA

Cecilia está destinada en la Vigilancia Aduanera de Huelva, pero su gran pasión es la fotografía. Sin miedo a exagerar, la protagonista de hoy es una excelente fotógrafa que domina a la perfección los claroscuros así como otras técnicas.

Buenos días Cecilia. De repente me acordé que hace algunos años abriste una página en Internet donde expones parte de tu obra, entre ella los claroscuros de los que hablaba antes, aunque también se podrían denominar bodegones…

P. Para empezar una pregunta muy fácil: ¿Nikon o Canon?
R. Hola, Joan, he utilizado y utilizo diversas cámaras según para qué, pero ninguna de ellas es Nikon.

P. ¿Por qué?
R. No es que tenga nada contra Nikon, sencillamente porque la casa ha venido así.

P. Por lo tanto, de tu respuesta anterior, deduzco que tu cámara fotográfica actual es una Canon.
R. Como  cámara réflex uso la Canon 5D, la compacta es (mi preferida) una Leica, y también tengo una acuática de Sony, muy chula.

P. ¿Y tu primera cámara? Seguro que te acuerdas… Es un poco como el primer amor que nunca se olvida…
R. La primera cámara que manejé fue una Olympus de los años 60 que aún conservo, con ella hice mis primeros pinitos calculando los diafragmas y tiempos de exposición.


P. ¿A parte de los bodegones, has usado la técnica del claroscuro para fotografiar otras escenas?
R. Sí, claro, al ser una técnica que manejo con buenos resultados, la he utilizado para realizar retratos también.

P. Por la perfección de la imagen, deduzco que te debes de pasar un buen rato recreando el ambiente ideal. ¿Es así?
R. Por supuesto, es muy importante introducir al espectador en una atmósfera sugerente para que le llegue la imagen en su plenitud.

P. En tu página tienes un par de apartados (Brisa y Agua) que contienen fotos que tú calificas como abstractas. ¿Cuál es el secreto para hacer una fotografía abstracta?
R. Bueno, lo abstracto se distingue de lo figurativo en que el tema no es explícito, hay una serie de sugerencias de líneas, formas y colores que, junto con el título, orientan al espectador sobre lo que puede encontrar al observar la imagen. Y lo mejor es que cada uno encuentra lo que quiere ver.

P. Creo que alguna de tus fotografías han sido premiadas…
R. Bueno, son pequeños momentos de gloria pasajera que no se nos deben subir a la cabeza, ja, ja.

P. A parte de estos premios, tus fotografías se han podido ver en diferentes carteles y catálogos…  
R. Así es, he exhibido con orgullo la cartelería de Semana Santa en Palos de la Frontera y de Huelva, así como la Romería de Aljaraque, donde resido.  Actualmente estoy en el catálogo de la guía bienal de arte 2016 de Astelleart.

P. ¿Existe una fotografía que haya marcado tu trayectoria?
R. Existen fotografías que han marcado momentos de mi vida, circunstancias y sentires, pero aún queda mucho por aprender, vivir y fotografiar.


P. Luis Itarte, un amigo muy aficionado a la fotografía, está buscando desde hace años la foto perfecta. ¿Crees que existe tal fotografía?  
R. No existe, la perfección es un estado ideal. No es real. Y la fotografía es realidad. Se puede evaluar la calidad técnica del fotógrafo, del laboratorio, la plasticidad de la composición, la transmisión del mensaje, pero son sólo pequeñas aproximaciones al ideal de perfección.

P. En una foto tuya, ¿qué parte corresponde a intuición y que parte a aprendizaje?  
R. La intuición es la primera visualización que tengo de la imagen en la mente, después intentas llevarla a la práctica y empieza el aprendizaje: la luz no funciona como querrías, los objetos no permanecen quietos donde tú los pones, aparece un brillo que no esperabas, o el gato se sube al plató y se lleva algo en la boca…

P. De todos los estilos que cultivas, ¿cuál es el que mayores satisfacciones te ha dado?
R. El paisaje me gusta mucho porque es una experiencia de comunión con la naturaleza y el cosmos, y el trabajo de estudio va en otra dirección: es un viaje hacia el interior de uno mismo.

P. Seguramente, en más de una ocasión (a mí me pasa) estás viendo fotos y de repente piensas: Esta foto me hubiese gustado hacerla a mí. ¿Cómo sería la foto que te hubiese gustado hacer y no has hecho todavía?
R. Acabo de ver una selección de fotos finalistas en un concurso de naturaleza y me gustaría haberlas hecho todas, no por el hecho de ser la titular de las imágenes, sino por la experiencia tan maravillosa que conlleva realizar tomas como estas.

P. ¿Tienes alguna anécdota que contarnos?
R. Bueno, me he colado en muchos eventos por llevar una cámara muy grande colgada al cuello y una tarjetita plastificada que nadie mira, ja, ja…

P. Y para acabar, ¿quieres añadir alguna cosa más?
R. Mi agradecimiento y felicitación por esta labor que realizas de divulgación y conocimiento de todos los compañeros en su lado más humano, que es el de sus aficiones.



Muchas gracias Cecilia por tu tiempo… ¡Y muchos éxitos!